All posts tagged: escritores

Desde cuarentena: escribiendo una novela

Me he dado cuenta que solo escribo aquí cuando no sé qué escribir en otros lados. Con otros lados, me refiero al guión para la segunda temporada del podcast “El rincón del escritor” y el primer borrador de una novela ambientada en Seúl. En el día 81 de cuarentena no hay mucho que contar, salvo que el mundo está enfrentando muchas cosas en estos momentos y que las cosas que conocíamos ya no son las mismas. Pero enfocándome en esta parte del mundo, en mi mundo y en mi realidad, soy consciente de la suerte que tengo de poder contar con una casa (aunque sea prestada) y el tiempo libre para poder escribir. Divido mis días entre escribir el primer borrador de la novela durante las mañanas y; por las tardes, me dedico a ver algún drama coreano con mi novia, quien se encuentra a muchos distritos de distancia desde donde yo estoy. (Actualmente estamos viendo #BoysOverFlowers y déjenme decirles que la historia es muy buena). Deteniéndome por un momento en los dramas coreanos, quiero …

Escribir con música de fondo (Sobre Soundtracks)

Me he dado cuenta de algo: siempre estoy escuchando canciones con el fin de poder escribir historias. Eso es un hecho nuevo para mí, por más obvio que suene. Si bien es cierto he estado armando playlists desde hace más de dos años para una historia en particular, hace poco me he dado cuenta que realmente lo hago para poder encontrar inspiración o un camino a través de las melodías.  La verdad es que desde hace mucho tiempo que no escribo. Siendo más específico, desde hace mucho tiempo que no escribo una historia completa. Durante los últimos tres meses he estado comenzado historias, buscando voces e inspiraciones pero sin llegar a ningún lugar. En parte es debido a la presión que yo mismo me pongo cada vez que olvido que escribir debe ser un acto que me permita tranquilidad.  Siempre que he hablado de escribir lo hice con una sonrisa en el rostro y el sueño de querer escribir muchas historias. Hay días en donde olvido eso y pienso que escribir sirve solamente para llegar …

Días de aislamiento: por qué escribo

Cualquiera podría pensar que estar encerrado en casa durante quince días o algo más, podría significar una excusa perfecta para escribir. Lo mismo pensaba, pero aquí estoy en el día seis del aislamiento social obligatorio decretado por el gobierno y me encuentro viendo dramas coreanos, leyendo y, sobre todo, con tiempo para meditar un poco más que antes. Pero no estoy escribiendo. Al menos, no lo estoy haciendo al ritmo acelerado que había imaginado. Sin embargo, me encuentro pensando mucho más en guiones o diálogos para historias que están por escribirse. Hace algún tiempo escribí aquí sobre el hecho de que escribir a veces no era escribir en una hoja en blanco, también lo era pensar en tu historia, leer libros y ver películas que te pueden servir como referencia en algún momento. También me encuentro estudiando las rutinas de otros escritores. Me sorprende muchísimo la forma que tiene Haruki Murakami para escribir sus novelas largas, en donde siempre despierta a las 4 de la mañana y se acuesta a las ocho de la noche. …

Kafka en la Orilla otra vez

De pronto tuve esta sensación de querer estar en otro lugar. Por supuesto, sé que físicamente me es imposible en estos momentos porque es día de semana y se da la ligera curiosidad de que me encuentro trabajando con un horario de oficina. Por supuesto, la respuesta rápida es agarrar algún libro y leerlo. Pero esto es lo que sucede… En estos momentos, mientras escribo esto, no estoy siendo capaz de concentrarme en historias que me resulten largas y/o tediosas. Esto es algo subjetivo, porque puede que un libro sea realmente largo pero al leerlo no me parezca en absoluto largo y para nada tedioso. Tiene más que ver con la historia que no me logra capturar. Me acaba de pasar con el segundo libro de “La Muerte del Comendador” de Haruki Murakami. Y honestamente me molesta bastante que me haya pasado eso, porque disfruté la primera parte y, además, Haruki es uno de mis autores favoritos y más importantes en cuando a influencias se refiere. Sin embargo, lo dejé pasar. Hay libros que nos …

El último día del 2019

En el último día del 2019, me desperté sobresaltado. Había estado soñando nuevamente con mis héroes literarios. Otra vez era Hemingway y las calles de París. A estas alturas sé que el haber estado en París por unos breves cinco días ha calado en mí mucho más de lo que habría imaginado. A decir verdad, me habría gustado quedarme para siempre y no volver, pero la culpa es mía por no haberlo mencionado en aquel momento. Tampoco sabía que iba a terminar por recordar tanto aquella ciudad. Luego está Ernest Hemingway con sus cuentos y su novela “The Sun Also Rises” (Fiesta, en español) en donde habla de París y de sus paseos por la ciudad. También está ese libro de ensayos y memorias titulado “París era una fiesta”, el cual fue publicado póstumamente. Todo eso hace que muy dentro de mí esté buscando alguna excusa para volver a la ciudad de las luces. En el último día del 2019, luego de lavarme la cara y mirarme al espejo pensé en el paso de los …

Sobre libros de viajes

Además de escribir y leer libros, una de las cosas que más disfruto es viajar. Las veces que lo hice aproveché en subir a Instagram unas cuantas fotos con algunos textos que hablaban un poco de lo que veía o pensaba. Era más que nada una especie de #DiarioDeViajes. Así que se podría decir que desde hace algún tiempo, uno de mis intereses es escribir sobre viajes. Es por eso que hace unos días, mientras paseaba por la sección de Viajes, de una de mis librerías favoritas de Lima, me encontré con varios libros de un mismo autor. Su nombre era Javier Reverte y tenía unos cinco libros sobre viajes. El que me llamó la atención se titulaba “Un Verano Chino”, el cual era básicamente la narración desde su punto de vista de un viaje que realizó a través de China, en donde el objetivo principal era el de navegar el río Yangtsé. Junto a ese libro estaba Jon Krakauer con su “Hacia Rutas Salvajes” (Into the Wild, en inglés) y “En la Patagonia” de …

Escribiendo mientras suena Lo-Fi

He caído en la conclusión que siempre que no sé cómo continuar una historia que me encuentro escribiendo, tiendo a escribir en la libreta de notas con la cual siempre ando. El otro día, mientras escribía con una de mis plumas favoritas, un señor se acercó a la mesa en donde estaba. La cafetería italiana que frecuento de vez en cuando es algo antigua y como es de esperar la frecuentan muchas personas mayores. “¿Qué haces escribiendo con una pluma?” me preguntó el señor, mientras llevaba una taza de café en la mano. “Pues, así es como me gusta escribir en mi libreta” fue lo único que le dije. El señor asintió y se alejó hasta su mesa. Yo volví a mi escritura y me di cuenta que para ese momento ya había perdido el hilo de lo que estaba escribiendo. Ni siquiera en una cafetería se puede estar tranquilo, pensé. Quizás lo mejor sea volver a mudarme a un cuarto en donde pueda estar a solas. Aunque pensándolo mejor, la última vez que me …

Ese típico momento de querer dejar de escribir una historia

Cada cierto tiempo, a mitad de escribir una nueva novela me visitan las dudas. Llegan por la madrugada de una noche fría y yo apenas me doy cuenta de eso cuando despierto. Lo primero que hago es preparar un poco de café. Mientras espero a que la cafetera italiana comience a pasar los granos de café, me voy lavando la cara y cayendo en cuenta de que sigo en la misma ciudad desde hace unos diez años. Me repito que debo comenzar a ver opciones para salir de ahí. A estas alturas es como un mantra. Mientras estoy en la mesa con la laptop encendida y algunos libros a un costado, me doy cuenta que tengo dudas sobre la historia que estoy escribiendo. Generalmente me pasa cuando estoy escribiendo alguna historia de fantasía o ciencia ficción. Me doy cuenta que me siento distante del resto y del mundo, y que me gustaría poder plasmar la soledad que siento en una hoja en blanco. Lo usual sería agarrar esa sensación y ponerla en la novela que …

Sonidos suaves: Lluvia

Muchas veces me encuentro extrañando ciertos sonidos. Si nos ponemos a pensar por un momento, todos encontraremos que tenemos sonidos que nos hacen sentir de una manera específica. En mi caso, ese sonido es la lluvia. Como alguien que creció y vivió durante los primeros quince años de su vida en una ciudad con clima tropical, reconozco que siempre he esperado la temporada de lluvias, la cual es entre los meses de diciembre y marzo. Comenzaba con un sonido específico que era el de los truenos a lo lejos, las nubes de un gris oscuro que no hacían más que anunciar la inminente lluvia y el sonido constante e infinito de las gotas sobre el suelo, los techos de las casas y las plantas de los árboles. Este último es el sonido que me encuentro recordando estos días. Ese leve sonido apagado de las gotas cuando caía sobre las plantas. También recuerdo cómo es que aquellas mismas gotas se deslizaban y terminaban por caer en el suelo. Me fascinaba cómo ese leve sonido apagado de …