All posts filed under: Viajes

Siempre tendremos Corea del Sur

Últimamente me encuentro soñando haciendo las mismas cosas que hice alguna vez pero me gustaría seguir haciendo: comprando un pasaje de avión para algún lugar de Asia, mi mano sosteniendo los pasaportes y los tickets del vuelo, empujando la maleta a través de los pasillos del aeropuerto que por alguna razón siempre está vacío, Stephanie caminando a mi lado mientras observa el itinerario de viaje. Entonces despierto y estoy en la misma habitación de la misma casa en la cual he vivido los últimos doce años desde que me trajeron a vivir a la capital. Si realmente es verdad eso que dicen, que el subconsciente muestra los verdaderos deseos que tenemos todos. Entonces quizás sea momento de tomar en serio aquella conversación que tuve con Stephanie hace un año cuando tomábamos unas cervezas al otro lado del mundo: Sentimientos que las palabras no pueden expresar (una breve narración) Las dos latas de Hite que habíamos pedido estaban totalmente heladas. El cielo se comenzaba a pintar de un morado pastel que solo había visto en fotos …

Algo sobre viajes

Laura Ferrero (brillante escritora española) dice: «A veces escribo sobre viajar. O viajo para escribir, quién sabe, pero sé que cuando estoy a punto de volver siempre me planteo lo mismo. Que regresar es irse porque los lugares, aunque cambien, siguen ahí. Nosotros, sin embargo, ya nunca somos los mismos». Y pienso lo mismo. Sobre todo en donde menciona que, efectivamente, nunca somos los mismos. (Porque ni siquiera sé si se regresa del todo. Yo diría que no. Hace un año que estuvimos de viaje y parte de mi corazón se ha quedado por esos continentes). Así que, mientras camino por la librería, sostengo un libro de viajes del Este de Asia e inmediatamente siendo la necesidad de organizar las fechas, alistar las maletas y decirle a Stephanie que empaque solo de ida, porque por más que regresemos, realmente nunca seremos los mismos. Me pregunto, ¿realmente estaremos en Singapur y demás países del este asiático en unos años? Sí, me respondo. Por supuesto que sí.

Una librería en Seúl

Para mí hacer turismo en una ciudad es visitar sus librerías (también sus cafeterías, pero eso es un tema para otro día). Si es un país en donde no hablan mi idioma, siempre juego a “buscar los libros que leí en español a ver si los puedo encontrar” (Casi nunca puedo porque siempre tienen diferentes y mejores portadas).  Sin embargo, con Seúl fue distinto, porque antes de viajar allá había leído a un par de escritoras coreanas, había visto dramas en donde sus protagonistas visitaban librerías hermosas y llenas de magia -no solo de libros- y ya había identificado unas cuantas para visitar. Así que cuando estuve allá, cada vez que visitábamos (o descubríamos) una librería, no podía evitar ser feliz. La foto de arriba es en KYOBO BOOKSTORE, una de las cadenas de librerías más grandes de Corea del Sur. Recuerdo que caminaba por esos pasillos buscando el libro de un poeta coreano cuando le pedí a Stephanie que tomara una foto. Recuerdo la alegría, la calidez y la seguridad de que no importaba …

Puertas de embarque | Carta a mi hermano

Para Raíd,   Hay muchas cosas buenas en un viaje. Te permite alejarte del ruido de la ciudad en la que te encuentras en ese momento, dejas las cuatro paredes de una oficina por un paisaje, un océano y un horizonte en donde el sol se oculta. En el transcurso de todo eso tu mente se va moldeando a nuevas oportunidades, vas comprendiendo que quizás sí era cierto eso que dicen que saliendo de tu comodidad vas entendiendo que existen otras realidades, otras personas, otras culturas. Para cuando leas esto ya te habrás dado cuenta que el mundo es enorme pero que las personas que viste en el camino son como tú y como yo. Cada uno buscando hacer algo significativo con sus vidas, cada uno viviendo. Siempre me han encantado los aeropuertos. Para este momento ya habrás visitado unos dos y te habrás dado cuenta que si nos ponemos técnicos, no estamos tan lejos. Son solo doce horas de distancia. Podrías ir a dormir y al despertar, podrías recibirme con el desayuno hecho. El …