All posts filed under: Escritura

Escribiendo mientras suena Lo-Fi

He caído en la conclusión que siempre que no sé cómo continuar una historia que me encuentro escribiendo, tiendo a escribir en la libreta de notas con la cual siempre ando. El otro día, mientras escribía con una de mis plumas favoritas, un señor se acercó a la mesa en donde estaba. La cafetería italiana que frecuento de vez en cuando es algo antigua y como es de esperar la frecuentan muchas personas mayores. “¿Qué haces escribiendo con una pluma?” me preguntó el señor, mientras llevaba una taza de café en la mano. “Pues, así es como me gusta escribir en mi libreta” fue lo único que le dije. El señor asintió y se alejó hasta su mesa. Yo volví a mi escritura y me di cuenta que para ese momento ya había perdido el hilo de lo que estaba escribiendo. Ni siquiera en una cafetería se puede estar tranquilo, pensé. Quizás lo mejor sea volver a mudarme a un cuarto en donde pueda estar a solas. Aunque pensándolo mejor, la última vez que me …

Ese típico momento de querer dejar de escribir una historia

Cada cierto tiempo, a mitad de escribir una nueva novela me visitan las dudas. Llegan por la madrugada de una noche fría y yo apenas me doy cuenta de eso cuando despierto. Lo primero que hago es preparar un poco de café. Mientras espero a que la cafetera italiana comience a pasar los granos de café, me voy lavando la cara y cayendo en cuenta de que sigo en la misma ciudad desde hace unos diez años. Me repito que debo comenzar a ver opciones para salir de ahí. A estas alturas es como un mantra. Mientras estoy en la mesa con la laptop encendida y algunos libros a un costado, me doy cuenta que tengo dudas sobre la historia que estoy escribiendo. Generalmente me pasa cuando estoy escribiendo alguna historia de fantasía o ciencia ficción. Me doy cuenta que me siento distante del resto y del mundo, y que me gustaría poder plasmar la soledad que siento en una hoja en blanco. Lo usual sería agarrar esa sensación y ponerla en la novela que …

Sonidos suaves: Lluvia

Muchas veces me encuentro extrañando ciertos sonidos. Si nos ponemos a pensar por un momento, todos encontraremos que tenemos sonidos que nos hacen sentir de una manera específica. En mi caso, ese sonido es la lluvia. Como alguien que creció y vivió durante los primeros quince años de su vida en una ciudad con clima tropical, reconozco que siempre he esperado la temporada de lluvias, la cual es entre los meses de diciembre y marzo. Comenzaba con un sonido específico que era el de los truenos a lo lejos, las nubes de un gris oscuro que no hacían más que anunciar la inminente lluvia y el sonido constante e infinito de las gotas sobre el suelo, los techos de las casas y las plantas de los árboles. Este último es el sonido que me encuentro recordando estos días. Ese leve sonido apagado de las gotas cuando caía sobre las plantas. También recuerdo cómo es que aquellas mismas gotas se deslizaban y terminaban por caer en el suelo. Me fascinaba cómo ese leve sonido apagado de …

Escribiendo a través de los años

Es curioso ver cómo es que uno va evolucionando a lo largo de los años en cuanto a la escritura se refiere. Recuerdo al comienzo, hace unos ocho años, cuando había decidido que quería ser escritor, le tenía un miedo enorme al hecho de escribir más de diez páginas. De hecho, ni siquiera podía superar las cuatro páginas. Así que me dediqué a escribir cuentos cortos. Además, en aquel entonces leía mucho a Ray Bradbury y también seguía sus consejos (que están por todo YouTube) en donde indicaba cómo es que él había comenzado a escribir: Un cuento de trescientas palabras todos los días por diez años. Era una tarea impensable pero totalmente admirable. Entendía por qué Bradbury era quien era (y aún es). Por supuesto, en aquel entonces me adapté y escribía casi todos los días de la semana. Escribía cuentos cortos, frases breves y diálogos sin escenarios. Simplemente escribía para descubrir mi estilo, encontrar mi voz y, lo más importante, practicar. Después de todo, la única forma de ser escritor es escribiendo. Eso …

Escribir y aprender en el camino

Escribir es difícil. Pero hay algo en medio de todo el proceso (muchas veces doloroso) en donde las historias me toman por completo junto a los diálogos y descripciones. Stephen King menciona que siempre tiene los primeros diez minutos más insoportables del día cuando se sienta a escribir. Yo tengo los primeros cuarenta minutos, Stephen. De todos modos, aquí estoy. Sentado frente a una página no tan en blanco intentando continuar una historia que comencé en diciembre del 2017. Una historia que no creía que podía ser capaz de escribir. Siempre ponía de por medio el hecho que aún no había mejorado en cuanto a mi escritura y madurez como ser humano (¿eso es posible?). Sin embargo, vino el día en donde me encuentro contándole a Stephanie la idea de la historia y me sorprendo al escuchar las palabras “Oye, estás listo. Escribe esa historia” Y supongo que tiene razón. Ella siempre tiene razón. Así que aquí estoy, varios meses después, continuando una historia para la cual no creí estar preparado. Pero, ¿saben? Nunca lo …