Escritura
Dejar un comentario

Cosas a tener en mente si quieres ser escritor

Hay cosas que me habría gustado saber hace mucho tiempo en cuanto a la escritura se refiere. Si bien es cierto, escribir es algo que me llena de emoción y me permite estar tranquilo conmigo mismo, hay ciertos aspectos que tuve que aprender a lo largo de todos estos años. Desde el publicar con una editorial de autoedición hasta el recibir cartas de rechazos de editoriales. Todo eso me ha ayudado a formar una base para poder escribir siempre.

Así que, si eres alguien que busca ser escritor, esto es para ti. Como también, es algo que me hubiera gustado encontrar hace unos ocho años, cuando recién empezaba y quería dedicarme a esto.

1. Siempre vas a escribir

Lo primero que debes tener en la mente es que siempre vas a escribir, en donde sea que estés y como sea que te encuentres. Viene a mi mente aquel poema de Charles Bukowski en donde menciona lo siguiente:

“…si vas a crear, vas a crear trabajando 16 horas por día en una mina de carbón o vas a crear en un pequeño departamento con tres chicos mientras estás desocupado…”.

En donde define básicamente que lo único que necesitas para convertirte en escritor es escribir. Nada más. Hace algún tiempo leí un refrán pintado en un puente de la ciudad en donde decía Dime lo que haces en tu tiempo libre y te diré la persona que eres”. Recuerdo que se quedó flotando en mi cabeza por un largo tiempo. También recuerdo pensar en que desde ese momento me dedicaría a escribir en mis tiempos libres para poder ser esa persona que quería ser.

2. Escribir es un trabajo más

Me encontraba en las primeras revisiones del manuscrito que vendría a ser mi primera novela. Estaba en casa de una gran amiga (para efectos de este artículo vamos a referirnos a ella como Gertrude Stein): Así que mientras Gertrude Stein leía el primer borrador de mi manuscrito, yo le decía que no me daba tiempo de revisarlo porque el trabajo que tenía en aquel entonces era exigente.

Gertrude me dijo que no le interesaba eso. Que todos los escritores que yo admiraba en algún momento habían tenido que pasar por lo mismo. Y lo que marcaba la diferencia era el entender que escribir, ser escritor, era un trabajo más. En mi caso, iba a ser mi segundo trabajo.

Y es verdad. Si evaluamos a algunos escritores, tenemos lo siguiente:

  • Ernest Hemingway: trabajó como periodista, se mudó a París junto a su esposa en donde escribía artículos.

  • F. Scott Fitzgerald: trabajó un tiempo como redactor en una agencia de publicidad (y es con quien más afinidad tengo porque, hello yo también soy publicista).

  • Jack Kerouac: hizo de todo. Desde cuidador de autos hasta guardabosques. Pero esto era por la vida que él buscaba.

  • Neil Gaiman: fue periodista por un breve momento. Pero lo pensó muy bien, se dedicó a entrevistar a escritores del medio y supo hacer contactos.

  • Rosa Montero: es periodista. De vez en cuando publica sus artículos en un periódico de España mientras escribe cada vez más.

  • Terry Pratchett: decidió desde muy joven que quería ser escritor así que buscó un trabajo como reportero en un periódico de su ciudad y así se fue formando.

  • Cixin Liu: al igual que Pratchett, supo desde joven que quería escribir ciencia ficción. Así que decidió estudiar una profesión que le permitiera estar al tanto de los nuevos descubrimientos en el área científica. Es ingeniero pero actualmente se dedica de lleno a la escritura. A decir verdad, es quien mejor preparado ha estado, Liu supo desde un inicio que iba a necesitar tener algo de dinero para dedicarse a escribir ciencia ficción.

La lista es interminable. Cada escritor, de alguna manera u otra, tuvo (o tiene) que trabajar en otras cosas para poder dedicarse a escribir. Y es que al final del día todos necesitamos pagar los servicios, la renta y comprar libros para leer. Escribir un libro y lograr publicarlo no solucionan las cosas económicas; sí ayudan en algo en un principio pero no es el fin que debería tener. Esto es algo con lo cual llevo haciendo las paces desde hace algún tiempo. ¿Por qué escribo? ¿Acaso es por el dinero? ¿Por la fama? ¿O es porque simplemente deseo escribir historias? En mi caso es lo último. Ese “peso” que había en mis hombros y la “nube” que cubría mi mente se ha disipado desde entonces.

En resumen, grabé en mi mente lo siguiente: “Quiero ser escritor, así que voy a escribir. Pero, como necesito dinero para comer y pagar la renta, me dedicaré a trabajar en algo que no me quite tiempo para escribir”.

3. Escribir no es solo escribir en un papel o sobre el teclado, también es pensar

Esto lo aprendí de Victoria Schwab. En donde menciona que algo que olvidamos a menudo cuando el día a día nos consume y al final no nos podemos sentar delante de la laptop, es que sentimos que no hemos escrito. Pero si nos ponemos a pensar en todo lo que hicimos en el día nos encontramos con breves momentos en donde algo se te ocurrió para la historia y lo anotas en el celular.

Sumado a eso también está el hecho de detenerse y pensar en la historia. Tan solo eso. Hay veces en donde necesitamos concentrarnos, tener un momento con nosotros mismos para que la historia se vaya desarrollando poco a poco dentro de nuestras cabezas. Es así como funciona el crear una historia. En donde no solo la escribimos escribiendo, sino que también la escribimos pensando, imaginando, leyendo, durmiendo y así.

Me pasa a veces que llego a casa y estoy completamente cansado y recuerdo que no me senté delante de la laptop a escribir. Me siento mal por un momento, pero entonces recuerdo que durante el día anoté diálogos, ideas y escenarios en las notas del celular.

4. Eres el resultado del tiempo que pasas escribiendo

Ya sabes que quieres ser escritor. También sabes que para ser escritor debes escribir. Perfecto. Pero acá viene la pregunta que muchos temen, ¿qué tanto escribes? A muchos esta pregunta incluso les ofende.

Entiendo que para muchos escribir se trata de algo que debe hacerse bajo condiciones específicas. También entiendo que muchos esperan a la “inspiración” y a la visita de la “Musa”. Lo cual está bien. Cada uno tiene sus formas de escribir. Pero si por estar esperando al momento adecuado pasan días o semanas sin escribir, entonces algo no está bien.

Y es que si quieres escribir, lo vas a hacer. Lo debes hacer. Es haciéndolo cuando la inspiración te visita. Obviamente hay días en donde no se puede escribir, pero también hay días en donde todo va perfecto. Aquí se trata de aceptar algo: hay que escribir mucho. Tratar a la escritura como un arte al cual debemos dedicarnos en cuerpo y alma.

No veas a la escritura como algo para hacer solo los fines de semana o cuando tienes un espacio libre. Está bien empezar así. Pero si estás en el punto en donde has decidido que esto es lo que quieres hacer, entonces vas a escribir en todo momento. Vas a buscar hacer un espacio en tu día a día para escribir, porque de pronto escribir es parte de ti, un trabajo más, algo a lo cual has decidido entregarte. Con el tiempo verás que te conviertes en eso que haces.

5. Escribir y Publicar son cosas muy diferentes

Comprender la diferencia entre una cosa y la otra, toma tiempo. Pero honestamente es muy simple. Y va de esta manera: Uno puede escribir 5 novelas en un año, pero solo publicar una. Esto es debido a que las exigencias del mundo editorial son enormes. También hay factores como la coyuntura en la cual te encuentras. A lo mejor tu novela es buena pero este presente en el que se encuentra aún no es el indicado para ella.

Hay muchos escritores ya publicados, con agentes editoriales y todo eso, que han escrito una novela pero no pudieron publicarla, porque las editoriales no lo encuentran lo suficientemente bueno. ¿Qué es lo que se hace ahí? Escribes el siguiente libro. Porque aunque tu novela no se publique, no significa que tú no hayas aprendido nada. Mas bien, sucede todo lo contrario, cuando terminas de escribir una novela (sea que se publique o no), aprendes cosas. Tanto en mejorar tu estilo narrativo como en descubrir nuevas herramientas que usarás en lo siguiente que escribas. Tú vas mejorando como escritor.

Brandon Sanderson habla mucho de este tema en particular y recomienda enfocarse en la escritura. Dedícate a escribir tus historias, a terminarlas y a editarlas. Con el paso del tiempo, verás si lo que has escrito está listo para ser enviado a una editorial. Si te aceptan, perfecto. Pero si no lo hacen, descansa un momento y cuando puedas comienza a escribir la siguiente historia.

Recuerda: tú quieres ser escritor, así que escribe. Olvídate de lo demás por un momento.

6. Para escribir bien, primero debes escribir mal

Esto va de la mano con el punto anterior. En donde hay que entender que para llegar a publicar una novela se requiere de un nivel muy bueno. Y eso lo adquieres escribiendo mucho.

Esto es como cuando se practica un deporte o se aprende a tocar un instrumento musical. Es en la práctica repetitiva del mismo en donde tu cuerpo y mente se van adaptando y vas mejorando. Para escribir es lo mismo. Debes practicar siempre. De ser posible todos los días. No necesitas pasarte horas y horas sentado frente a la laptop, con que sea una hora al día basta.

Escribe un breve cuento, un breve diálogo, describe un escenario. Luego lee lo que has escrito y aprende a ser honesto contigo mismo. Encuentra qué te gusta y qué no. Vuelve a escribir una y otra vez lo mismo, desde puntos de vista diferentes. A todo esto, agrego lo siguiente: si hay deportistas que se dedican todos los días de todo el año a practicar una disciplina para ser buenos y obtener una medalla, ¿por qué escribir no puede ser lo mismo? Hazlo todos los días de todo el año, practica tu escritura, termina tu historia, empieza otra. Sé bueno. Busca tu medalla.

Hay muchas otras cosas para tener en cuenta al momento de ser escritor, pero es que todo eso uno lo va descubriendo en el proceso. Aún no he publicado otra novela, al menos no con una editorial tradicional. Pero algo me dice que el momento llegará. Por lo pronto solo sigo escribiendo porque me gusta. Y cuando termino una historia, paso a la siguiente. Y así. Hasta que alguien en algún lugar le preste atención y se pueda publicar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s