Siento tranquilidad cada vez que leo literatura asiática. Eso lo descubrí cuando leí por primera vez a Kenzaburo Oé y lo comprendí mejor cuando descubrí a Haruki Murakami. Sin embargo, fue leyendo a las escritoras asiáticas en donde pude sentir esa tranquilidad que roza la melancolía de un día soleado, a solas en casa. Siendo más específico, fue con Han Kang en donde pude ponerle nombre a los sentimientos que siempre había sentido.

Descubrí a Han Kang a mediados del 2017, un año antes su novela “La Vegetariana” había ganado el Manbooker International Prize, y hasta ese momento yo no había leído a ningún autor coreano, así que decidí que ella sería quien se encargaría de mostrarme la literatura de Corea del Sur.

En “La Vegetariana” me encontré con una historia que gira alrededor de Yeonghye, la protagonista. La forma en la que está escrita, obliga a que en ningún momento Yeonghye tenga voz propia, todos los puntos de vista son de distintas personas que están en su vida. Lejos de ser un manual de dieta o algo referente a los vegetales en sí, este es un libro de transformación, en donde Yeonghye va dejando de lado lo material, las emociones que no le sirven y todo lo que hace daño, para comer solo vegetales.

A mi parecer hay un factor intangible en todas estas decisiones de la protagonista y creo que es el hecho de no sentirse cómoda con el mundo en el que se encuentra. Es una especie de rebeldía frente a toda esa sociedad que la aplasta y solo pide de ella ser una mujer más que hace caso al marido y sonríe cuando se lo piden.

Leyendo “La Vegetariana” descubrí descripciones de paisajes hermosos que contrastaban enormemente con la situación que vivía Yeonghye. Siempre volvía la página para leer una y otra vez la forma en la que Han Kang describe los bosques de Seúl y las personas que caminan por sus calles. Hay algo de solitario en la descripción de personas y en cómo interactúan con los escenarios que aparecen. Y era en medio de esas páginas en donde sentía que yo podía existir.

En conclusión, Han Kang me sorprendió con esta novela que comenzó de una forma simple y ligera pero terminó con una profundidad tremenda. Fue suficiente para interesarme por otros libros de ella y también por otras autoras surcoreanas. Así fue como llegué a Suah Bae, pero eso pienso dejarlo para otra ocasión.

 

NOTA:
Esta especie de reseña, la hice porque durante todo el mes de Octubre se estará celebrando el #LeoAutorasOct, una acción que busca visibilizar a todas las autoras mujeres. Así que, si estás leyendo esto y te interesa, cuéntale al mundo qué autora has leído y recomiendas usando el hashtag.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s