Hace unos días aprobé la portada y el interior de mi primera novela que estaré publicando con la editorial Caligrama, de España. Es el sello de autoedición de Penguin Random House Grupo Editorial. Y lo único que tengo que decir al respecto es que es algo que nunca imaginé que podría pasar. Sé que siempre lo repito, pero es la verdad. Hasta el día de hoy sigo sin imaginar que algo así me podría pasar. Sin embargo, sé que todo esto es un primer paso y la única manera de poder seguir en este camino es escribiendo, así que eso es lo que vengo haciendo con muchas más ganas desde inicios de este año.

Pensando en eso, me di cuenta que en medio de la espera de la publicación de mi primera novela, escribí una novela breve que publiqué en su totalidad en Wattpad. Se llama El Café de las Almas Perdidas, y es una historia totalmente distinta a la que se publicará en Caligrama. En esta historia hay fantasmas, una cafetería y algunos gatos que hablan. Pueden leer la historia haciendo click aquí.

21224554_872901672866306_1045959716376674304_n
(La portada de mi novela breve que publiqué en Wattpad)

Escribo todo esto desde un café en el distrito de Miraflores, en Lima. He regresado de Iquitos hace unos días y todo lo que tengo en el alma es paz y la disposición total de entregarme al arte y escribir, poner una palabra tras otra y contar la historia que quiero contar. Estoy en este café y, mirando mi libreta y todo lo que he escrito hasta el momento, puedo decir que ya me encuentro escribiendo la que debería ser mi tercera novela. Aún estoy en el proceso de entender qué es todo esto que estoy escribiendo, pero estoy seguro que pronto lo haré. Otra vez, sigo sin creer que todo esto me esté sucediendo.

No sé a dónde llegaré con todo esto. Cada día que pasa siento que mi trabajo como publicista se desplaza más y le da mayor espacio al hecho de escribir. Aunque a veces es lo contrario y es horrible. Siempre he querido ser escritor y siempre he querido dejar este mundo de la publicidad. Y recientemente he notado que es posible hacer todo eso realidad, lo único que hay que hacer es trabajar mucho más, así que escribir es mi segundo trabajo. Siempre estoy tratando de darle mayor importancia a la escritura. Este tuit que publiqué hace unos días, define mejor todo lo que digo:

No sé a dónde llegaré, pero he decidido disfrutar del proceso de crear historias. Es lo que siempre he deseado. Es solo que es extraño y hasta increíble ver que todo eso que tanto he deseado esté sucediendo. Solo eso, pero estoy seguro que me acostumbraré. A veces solo necesitamos un empujón para hacer lo que queremos y, para ser honesto, desde marzo de este año, el momento en el que mi (ahora) editorial me contactó diciendo que estaba interesada en mi novela, ese empujón sucedió. Ahora me encuentro escribiendo, pero sobre todo, me encuentro disfrutando de eso.

Escribir todos los días me pone de buen humor y me hace sentir que puedo seguir soportando este mundo de la publicidad. Sueño con el día en donde solo escriba historias y no tenga que preocuparme por llegar a fin de mes y pagar la luz, el agua, lo que sea. Ese es el sueño de todo el mundo en realidad, pero a diferencia de todo el mundo, yo ya desperté y me encuentro tratando de hacerlo realidad.

Seguiré escribiendo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s