Hoy es ese día
En donde los demonios vienen por mí.
En donde el dolor y la tristeza se materializan
Y bailan a mi alrededor.

Ahora mismo es ese momento
En el cual lo poco que me quedaba de cordura se va
Y da paso a los gritos desenfrenados de mi alma.
Haciendo que mi corazón se destroce en mil pedazos

Hace unos segundos fue ese momento
En donde lo único que hubiera querido era llorar
Sin importar lo demás, sin importar en dónde estoy
No hay nada peor que morir solo

Ese minuto es ahora
En donde una vez más la soledad me destroza
Haciéndome recordar que no se irá
Me pregunto si algo de salvación habrá

Fue en ese momento
En el que besé tus labios donde pensé que a salvo estaba
Puede sonar precipitado
Y no lo siento

Pero en tiempos de guerra con mi propia alma,
El más simple beso me hará sentir como en casa
Me hará olvidar la batalla y lo que perdí.
En tiempos de guerra, sentirme amado, hará que todo termine

Hoy es ese día
En donde esto que escribo me salva el alma
Y en donde el más simple gesto de cariño
Me trae de vuelta a tu cama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s